La gripe y el resfriado, aunque pueden parecer enfermedades similares, difieren en el agente etiológico, en algunos síntomas y en la forma en que éstos se manifiestan. Os dejamos una