¡Un otoño con las defensas fuertes!

girls-1107329_1920-1

El otoño y el invierno son la temporada de los virus. Para evitar infecciones y fortalecer las defensas de su cuerpo, os dejamos unos consejos.

Tomar suficiente Vitamina D:

Activan los glóbulos blancos (linfocitos T) necesarios para producir anticuerpos y destruir los microbios. En la dieta, se encuentra especialmente en los pescados grasos: sardinas, anchoas.

Practicar ejercicio físico:

El ejercicio moderado, es decir, de 30 a 60 minutos de caminata al día, la mayoría de los días de la semana, es beneficiosa e inmunoestimulante. Se reduce el riesgo de infección respiratoria en alrededor de 40%.

Tome descansos para eliminar el estrés:

Yoga, jardinería, lectura, cine, viajes o comidas con amigos … La naturaleza de la actividad es irrelevante. Lo que importa es relajar el estrés, la fatiga y el exceso de trabajo debilitan el sistema inmunológico.

Dormir lo suficiente:

Una noche sin dormir es suficiente para debilitar el sistema inmunológico, ya que reduce el número de una determinada familia de células blancas de la sangre.

Aunque el tiempo de sueño depende de cada persona, los médicos recomiendan al menos 7 a 8 horas para dormir.

Una dieta rica en Magnesio:

Algunos estudios indican que el cloruro de magnesio estimula las células blancas de la sangre. Pero es sobre todo por su acción anti-fatiga. Los médicos aconsejan incorporar a la dieta alimentos ricos en magnesio como: almendras, chocolate, café, pan y arroz integral,

Beber un vaso de zumo de naranja al día:

El zumo de naranja no es solo una fuente de vitamina C, sino también de la tiamina, un aminoácido, ácido fólico, vitaminas B, potasio y azúcares que proporcionan energía para empezar bien el día.

Neus Jimenez
Share
This

Post a comment

*