¡Deportes para tu espalda!

meditation-1287207_1920-1

La práctica de actividades físicas y deportivas puede causar lesiones, dolor de espalda agudo o crónico o agravar las condiciones existentes. Pero el dolor de espalda no es un impedimento para practicar una actividad física, ¡por el contrario! Unos músculos fuertes de hecho, proporcionan un apoyo eficaz a la columna vertebral.

Si usted sufre de la espalda (por compresión vertebral, estrechamiento del espacio de disco, hernia …), hay deportes adecuados para usted, os dejamos nuestros favoritos:

La marcha: Caminar es un deporte muy bueno para la espalda, con la condición de tener siempre un buen apoyo y tener los pies bien sujetos. Descuidamos muy a menudo el problema de los apoyos plantares, un factor que junto al aumento de peso o falta de musculatura provocan los temidos dolores de espalda.

Al principio, hay que elegir un buen terreno para esta actividad: ni muy duro ni muy empinado y finalmente, estar siempre recto con los hombros hacia atrás.

La bici: es el deporte ideal ya que libera la columna vertebral y las articulaciones de la carga corporal. La bicicleta debe ser seleccionada y adaptada a la morfología de cada uno. La altura del sillín, la inclinación del respaldo, el marco son elementos a tener en cuenta a la hora de adquirir una bici. Por último, una vez en marcha, es importante asegurarse de estar recto sin arquearse demasiado.

El yoga: es excelente para el buen estiramiento de la columna vertebral, aliviar la tensión, adquirir una buena postura, recuperar la movilidad y el tono. Sobre todo, porque las sesiones de 20 minutos son suficientes y que los beneficios son a menudo inmediatos. Sin embargo, la insuficiencia de asanas, o un mal desempeño puede encadenar lesiones, de ahí la importancia de practicar la actividad con un profesor cualificado y no improvisar usando tutoriales o DVD sin tener suficientes nociones.

El Tai chi: Como el yoga, el Tai Chi tiene muchos beneficios: el fortalecimiento muscular, estiramiento, relajación y respiración, por lo que es una disciplina ideal tanto para estirar la columna vertebral como para liberar la tensión muscular. Tensión, en su mayoría relacionada con el estrés laboral. Al aprender para descomprimir y liberar periódicamente el cuerpo de la tensión acumulada, seremos menos propenso al dolor.

Pilates: Este deporte trabaja tanto la flexibilidad como el revestimiento abdominal, lo que es muy importante para la espalda. Hay dos tipos de deportes buenos para la espalda: los que restauran la movilidad y los que trabajan los músculos profundos. El Pilates ofrece ambos. En cualquier caso, siempre hay que calentar antes de iniciar una sesión, controlar el ritmo de su esfuerzo y graduarlo y si algún ejercicio despierta un dolor o la tensión de espalda, abandonarlo y consultar a su médico.

Neus Jimenez
Share
This

Post a comment

*