¡Astenia primaveral!

La llegada de la primavera trae en la mayoría de nosotros una mejora en el estado de ánimo. Sin embargo, algunas personas con la llegada del buen tiempo experimentan profundos síntomas depresivos.

Las razones de este cambio de estado de ánimo en la primavera son multifactoriales. La astenia primaveral se debería a una mala adaptación a los cambios estacionales, aumento de la sensibilidad al aumento de la temperatura, y más recientemente, los investigadores han puesto de relieve el papel del polen como factor de depresión. La alta concentración en el aire de alérgenos en la primavera causaría un agotamiento del cuerpo que ya no es capaz de producir adecuadamente ciertas hormonas, como la serotonina, vinculadas a la estabilización del estado de ánimo.

Los síntomas son parecidos a un cuadro de depresión clásico: tristeza constante, ansiedad, irritabilidad, pérdida de interés, indecisión, dificultad para concentrarse, problemas para dormir (insomnio), falta de apetito, pérdida de peso, sentimientos de culpa, inutilidad y hasta pensamientos suicidas.

Actualmente, existen tratamientos eficaces para la astenia primaveral. Si los antidepresivos son el tratamiento estándar, otras opciones están disponibles, tales como la meditación, las terapias del comportamiento y las terapias cognitivas, y también el deporte. Por último, podemos implementar algunos principios sencillos para una vida sana.

La comida y el sueño son, evidentemente, los dos pilares de la serenidad mental. Sin embargo, La actividad física juega un papel importante en la producción y regulación de las hormonas del bienestar. Treinta minutos de caminata diaria mejora la imagen de sí mismo, favorece el sueño reparador y aumenta la energía.

Recuerde que la compañía de un profesional es esencial para ayudar a pasar esta experiencia dolorosa.

AbamedAdmin
Project manager en Abamed Pharma
Share
This

Post a comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.