¿Estás preparado para el nuevo etiquetado nutricional?

“Reduce el colesterol “, “huesos fuertes”, ” mejora la concentración”, ” bueno para la digestión” son algunas de las afirmaciones que encontramos en las etiquetas de los alimentos.

La Comisión Europea finalmente ha intervenido para poner fin a lo que induce a error a los consumidores, cuando un producto realza su contenido en calcio, pero no revela que contiene más grasa, o cuando un producto afirma que es “bueno para la digestión ” sin ninguna evidencia científica que apoye esta afirmación.

El nuevo reglamento también abre el camino para el fortalecimiento de la información al consumidor sobre el origen de los alimentos.

Entra en vigor a partir del 13 de diciembre de 2016. Los alimentos, en sus etiquetas deberán reflejar en el siguiente orden: valor energético, cantidades de grasas, grasa saturada, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.

Toda esta información debe expresarse por 100 gr o 100 ml de producto comercializado. Además, los fabricantes pueden añadir el equivalente por porción (por un yogur o parte, por ejemplo) y después de la preparación (mediante la incorporación de leche para los cereales de desayuno, por ejemplo).

Otros elementos pueden aparecer opcionalmente en el embalaje: los niveles de colesterol, vitaminas o minerales.

¡Algunos alimentos ya cumplen este reglamento, así que, si este fin de semana te toca hacer la compra, fíjate en lo que dicen las tablas!

Abamed Pharma
Share
This

Post a comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.