¡La diabetes y consejos de viaje para unas buenas vacaciones!

Si usted tiene diabetes tipo 1 o 2, solo puede considerar el viaje si su diabetes está bien equilibrada, sin complicaciones. La clave para el éxito de su viaje reside principalmente en su preparación: hablar bien de antemano con su médico, ponerse en contacto con las asociaciones y preguntar específicamente sobre las condiciones sanitarias y los recursos médicos de su destino.

Os dejamos unos consejos a tener en cuanto en sus desplazamientos:

-Tomar un aperitivo y tener su tratamiento a su lado.

-Si va a coger un avión, notificar al personal de a bordo sobre todo si su vuelo es de larga distancia, si se encuentra mal o si se le tiene que servir la bandeja de comida a un momento adecuado. Algunas compañías aéreas ofrecen bandejas de comida para diabéticos.

-Tenga cuidado con los largos paseos en los pasillos del aeropuerto o estación de tren, asociadas con el uso maletas demasiado pesadas. Puede aumentar el riesgo de la hipoglucemia.

-En coche, tomar descansos regulares (cada 2 horas). Tener a mano un bocadillo, proteger a la insulina del calor y cuidado con el esfuerzo extra (cargar el maletero, cambiar una rueda, etc.)
-Durante el viaje, y especialmente allí, ¡los pies pueden ponerse a prueba! Por otra parte, en el caso de la diabetes de larga duración, los pies pueden ser menos sensibles al dolor y cualquier herida puede conducir a la infección. Es aconsejable llevar zapatos cómodos con cordones, y comprobar siempre que haya ramas o piedras en su interior.

En conclusión, ¡su enfermedad no es un obstáculo para un viaje siempre que su diabetes está bien equilibrada y que muy bien preparado su salida!

AbamedAdmin
Project manager en Abamed Pharma
Share
This

Post a comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.