Medicamentos genéricos: misma calidad, eficacia y seguridad

¿Qué es un medicamento genérico? ¿Por qué un porcentaje de la población desconfía aún de ellos? ¿Son iguales que los medicamentos de marca? ¿Son eficaces tanto para un catarro pasajero como para una enfermedad grave como el cáncer? EFEsalud responde a éstas y más cuestiones con la ayuda de tres farmacéuticos y un médico.

¿El genérico igual que el de marca?

Un genérico es un medicamento autorizado oficialmente en base a unos estudios científicos una vez que ha expirado la patente del medicamento de referencia (el de marca)”, explica el profesor Alfonso Domínguez, catedrático emérito de la Universidad de Salamanca.

Los genéricos han de demostrar su bioequivalencia con el medicamento de referencia, es decir, la intercambiabilidad entre el medicamento genérico y el medicamento original desde el punto de vista de la calidad, seguridad y eficacia.

Un medicamento genérico es exactamente igual a uno innovador en calidad, eficacia y seguridad: un medicamento es un medicamento, y el organismo no diferencia si es de marca o no”, afirma Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, director general de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG).

Porque como aseguran los expertos, “la variabilidad está en el paciente, no en el medicamento”. Cuando un fármaco llega al estómago actúa diferente en cada persona, porque cada uno somos distintos, pero esa variabilidad afecta tanto al de marca como al genérico.

Cuando expira la patente de un medicamento de marca

Ésta es la clave para entender la aparición de los genéricos. La manera de proteger la innovación de un producto, en este caso de un medicamento, es dándole un periodo de tiempo en el que tiene exclusividad de venta en el mercado. La duración de la patente normalmente es de 20 años y cuando termina cualquier fabricante que cumpla las exigencias de calidad puede producir ese mismo medicamento. Aquí aparecen los genéricos.

“Cuando la patente termina aparece en el mercado una versión exactamente igual al original de marca y lo dice la Agencia Española del Medicamento, que a través de los estudios de bioequivalencia, lo demuestra. Mediante la denominación de “medicamento genérico” lo único que se exige es que se tiene que vender un 40% más barato que su homólogo de marca”, nos cuenta el director general de AESEG.

¿Y por qué vale menos el genérico si es exactamente igual que el de marca?

Los costes de desarrollo de estos medicamentos son más baratos porque ya no tienen que desarrollar una nueva molécula y no tienen que hacer ensayos clínicos, sino solo demostrar su bioequivalencia, eso sí, en estudios muy exigentes. Las garantías de calidad clínico farmacéuticas son idénticas a las de los innovadores”, nos cuenta Jaime Acosta, miembro del Colegio oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Por tanto queda claro que la diferencia de precio no significa una disminución de la calidad. Como metaforiza el doctor Rafael Timermans, especialista en medicina del trabajo, “es como la música, al cabo de unos cincuenta años caducan sus derechos de autor y entonces ya no cobran por sus obras, ¿es peor la sexta sinfonía de Beethoven porque hayan caducado sus derechos de autor?”.

Uno de los logros más importantes de los genéricos ha sido bajar el precio de los de marca”, afirma el farmaceútico Alfonso Domínguez, quien durante su ponencia “Medicamentos genéricos: Inmunosupresores” en el Congreso de Zaragoza organizado por la Organización Nacional de Trasplantes, explicó y remarcó la importancia de conocer los criterios de bioequivalencia.

Mensajes para aquellos que todavía duden

Lo primero que le diría a todo el mundo es que estudien los genéricos y traten de comprender realmente lo que significa”, recomienda Alfonso Domínguez.

Por su parte, el doctor Timermans asegura que “el médico debe interesarse por la salud del paciente y eso también incluye la economía del paciente. Yo nunca mandaré un medicamento que funcione menos porque sería ir contra mi ética y además no podría estar aprobado. Me estaría engañando a mí y a mis pacientes”.

El director general de AESEG manda dos mensajes para los que aún sientan miedo a la hora de tratarse con medicamentos genéricos:

  • Un genérico es exactamente igual a su homólogo de marca en calidad, eficacia y seguridad tal y como autoriza la Agencia Española del Medicamento y avala el Ministerio de Sanidad.
  • Con los medicamentos no se juega, no es un producto de consumo sino que es el bien más preciado para la salud y el ciudadano.

Volvemos a la farmacia y de nuevo pedimos la píldora anticonceptiva de siempre, esta vez cuando el farmacéutico nos pregunte si queremos el genérico, sabremos por lo menos que es exactamente igual en calidad, eficacia y seguridad que el innovador, sin embargo por supuesto también tendremos la opción de gastarnos un poco más en el de marca, si queremos.

[Fuente: EFE Salud]

 

 

Admin
Share
This

Post a comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.